lunes, 5 de mayo de 2008

La seguridad en uno mismo

Hola bloggers, ¿qué tal va todo?

Sin más, vamos con el segundo artículo. Esta vez, no os hablaré de un libro, si no que me gustaría hablaros de la seguridad en uno mismo. Creo que es esencial en la vida, ya que si uno no tiene seguridad en si mismo, no la puede tener en los demás. Eso es así, pero también hay que tener en cuenta el grado de seguridad que uno tiene en si mismo, ya que puede ser que si uno confía plenamente en él y no reconoce sus propios errores, puede perjudicarse. Esa persona puede tener tanta seguridad o confianza en si misma que puede llegar a avasallar a otra persona. La seguridad y la confianza en uno mismo, debe ir acompañada de humildad, una virtud que hoy en día parece que escasea en las personas.
Hay que intentar dar firmeza y confianza a las personas que veamos que no tienen tanta como nosotros y realmente se la merezcan y la necesiten.

Supongo, que como la mayoría de personas, soy una persona segura en algunos aspectos e insegura en otros. Con la edad que tengo, en mi vida, me ha tocado verlas de todos los colores. En la calle he visto tantas cosas que dan miedo, que en muchos momentos he sentido inseguridad al no saber cómo actuar ante determinados hechos. Antes, cuando salía a la calle, estaba inseguro porque no sabía lo que me podía pasar ese día o esa noche.

Visto lo visto, de lo que si que estoy seguro en la vida es de que para poder disfrutarla, hay que correr riesgos y aprender de las consecuencias. Aunque no nos guste, en muchas ocasiones hay que vivir situaciones complicadas para poder aprender de ellas. Realmente, aunque algunas situaciones nos hagan sufrir y no nos gusten, nos pueden servir para dar sentido a nuestra vida.
Las personas dicen que somos los únicos animales que tropezamos dos veces en la misma piedra. Deben tener razón, ya que deberíamos aprender de nuestros errores, pero a veces no sabemos que ocurre que ni equivocándonos 20 veces, aprendemos.

En muchas ocasiones, la seguridad en nosotros mismos nos la ofrecen las personas que tenemos a nuestro alrededor. Esas personas que nos quieren y nos ofrecen su apoyo incondicional. Hay que apoyarse en los demás, pero hasta cierto punto, ya que hay que intentar no depender de los demás. Una cosa es que nos ayuden y otra es que no sepamos valernos por nosotros mismos.

8 comentarios:

Maria dijo...

Humildad:
Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.

Si en el fondo vivir es como ir encontrando los contrapesos que necesita una balanza para lograr el máximo de equilibrio.
Grande, Juanjo, grande tu post!
Saludos,

Anónimo dijo...

Juanjo vuelve a escribir pronto, que rollo que no tengais internet.
Supongo que has pasado por malos rollos y malas situaciones, pero esto te ha hecho grande, no digas que eres inseguro porque no lo eres, pareces buen amigo de los tuyos y una persona que ayuda a los demás, (lo digo por el peque que está o estaba en tu chabolo). Lo que has dicho de la humildad tienes razón, és un valor que falta en nuestra sociedad, y también allí dentro. Por cierto, la humildad no tiene nada que ver con la humillación o el abuso, aunque hay gente que lo confunda, bueno te dejo que estoy muy espesa y me voy a dormir. Te escribo pronto. Saida.

Helena dijo...

Bueno Juanjo, otra vez me vuelves a sorprender con tus reflexiones. Me encanta estar al lado de personas como tu que ante las situaciones dificiles apuestan para reflexionar y aprender y así escoger lo que es más bueno para uno mismo.Eso para mi es una de las decisiones más humildes y a la vez más seguras de ofrecerte buenos momentos.

Hasta pronto, y sigue escribiendo muchos posts!!!

Helena.

Anónimo dijo...

La seguretat la dóna els coneixements, la informació, l'educació, sense prepotència amb humil·litat com tu ben bé dius. Mira el teu entorn i sempre veuràs persones com a referències de seguretat que actuen amb justícia. Cuida't molt i sort.

Anna dijo...

Hi ha una conclusió de tot això:

"Tot en la seva mesura": estar segur/a de tu mateix en mesura, tenir humiltat en mesura, etc. i és que poder compensar. Prou de veure-ho tot com un blanc o una negre, com si tot es pogués resoldre escollint una entre dues opcions. Saber trobar els intermitjos i com a equilibristes saber passar d'una banda a l'altre de l'escenari compensant els pesos...

Cristy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cristy dijo...

Chitanooo te quierooo con locura niñoooo, lo nuestro empezo el 1 de mayo del 2009 y ha sido cada dia q hemos estado juntos, maravillosos. Ojala salgas ya mismoo y nos podamos ver cada diaa y no solo en los permisos, te kiero mi niño, eres lo mas grande q hayy (LL)

Anónimo dijo...

ESCONDER LA PELUSA DEBAJO DE LA ALFOMBRA:

Recóndita y oscura profundidad,
muerto vivo que me encuentro,
pasado de un tiempo mejor,
pleno combate contra mí mismo.

Sólida plata de uniforme tacto,
que contigo canto la noche y el día.
Verdadera panza de seboso,
gratuito manjar de socorro,
traición,
nunca en casa,
monstruo,
rota paciencia.

La verdad,
muro de sed,
molécula,
salida,
condena,
cachorro,
nunca vi la luz tan brillante.

Muerto,
mil voces,
nunca, nunca, nunca.


Es parte de un articulo de un blog que se llama akrakakera, me inspiré para escribirlo en unas pintadas de una carcel perdida, espero que te guste y que te de un poquito de pensar. Un saludo muy fuerte y espero que sigas así de bien escribiendo.